Los capilares, también conocidos como arañas vasculares o telangiectasias, son dilataciones de los vasos capilares del árbol venoso más periférico, localizado cercano a la superficie de la piel. Éstas son como las varices, salvo porque presentan un diámetro más pequeño.

¿A qué se debe su aparición?

La aparición de los capilares está asociada a la existencia de venas con válvulas débiles o dañadas. Las venas poseen válvulas que se comportan de manera unidireccional para evitar que la sangre que avanza por el cuerpo fluya hacia atrás. Cuando hay una insuficiencia valvular, la sangre se puede filtrar de nuevo en las venas y quedarse allí.

Cuando este cúmulo de sangre crece da lugar al aumento de la presión local, lo que provoca que las venas se dilaten y se vean por transparencia a través de la piel.

Generalmente aparecen en las piernas, debido a que las venas de esta parte del cuerpo son las que realizan un mayor esfuerzo para llevar la sangre de la parte inferior del cuerpo hasta el corazón.

Factores que contribuyen a su presencia

Existen diversos factores que inciden en el desarrollo o proliferación de los capilares. Es importante conocerlos para en los casos pertinentes tomar medidas preventivas.

La obesidad demanda una mayor cantidad de volumen arterial circulando por el sistema venoso. Este exceso puede sobrecargar al sistema venoso.

El sedentarismo o la falta de ejercicio físico conllevan a que se utilice poco la bomba muscular de las piernas, por lo que puede existir un estancamiento de la sangre, lo que aumenta las posibilidades de aparición o crecimiento de los capilares.

Este padecimiento también tiene un factor hereditario, por lo que si existen antecedentes de predisposición familiar para padecer problemas venosos, aumenta el riesgo de padecerlos.

Con el aumento de la edad también se incrementan los problemas de insuficiencia valvular, ya que las venas comienzan a debilitarse y no funcionan tan bien como antes.

Los cambios hormonales que ocurren en las mujeres en etapas como la pubertad, el embarazo y la menopausia son también causa de aparición. Asociado a esto también se encuentra la ingesta de las píldoras anticonceptivas u otros medicamentos que contienen estrógeno y progesterona.

Los trabajos prolongados de pie contribuyen al agotamiento de las válvulas anti-retorno ya que las venas están continuamente trabajando en contra de la gravedad.

Tratamiento para eliminar las arañas vasculares

Para el tratamiento de los capilares ligeros que no provocan demasiadas molestias, normalmente se recomienda un cambio del estilo de vida del paciente. Pero si los síntomas son más severos se pueden indicar algunos tratamientos.

Entre las opciones disponibles, la más recomendable es la microespuma, tratamiento que no produce casi molestias al paciente y que en pocas sesiones consigue excelentes resultados. No es necesaria una operación para eliminar los capilares. El tratamiento de microespuma presenta hasta un 95% de eficacia para eliminar este tipo de varices o capilares de pequeño tamaño.

¿Es posible eliminar definitivamente los capilares frágiles?

Los capilares rotos que se eliminan, desaparecen para siempre. Sin embargo, eliminar los capilares no implica que no podamos padecer este tipo de problema en años futuros. Aunque el tratamiento de microespuma es muy eficaz, si los factores que han llevado a su aparición se repiten, pueden volverse a desarrollar debido a que no existe una cura 100% eficaz para eliminar las válvulas venosas débiles.