En los últimos 50 años el tratamiento de las varices de las extremidades inferiores combinaba la cirugía y la excleroterapia.

La operación de varices se reservaba para varices complicadas y de gran tamaño (varices tronculares), mientras la escleroterapia se indicaba en venas varicosas de pequeño calibre o como complemento de la cirugía.

Desde hace 15 años Varicenter incorporó una técnica pionera para el tratamiento de las varices. Se trata de la fleboesclerosis con microespuma, que permite abordar el problema varicoso sin necesidad de pasar por el quirófano ni interrumpir la vida normal.

Tratamiento para eliminar las varices con microespuma

Este tratamiento consiste en inyectar en la vena afectada una sustancia (polidocanol) tratada para convertirla en microespuma. Apenas produce molestias al paciente y en pocas sesiones se consiguen excelentes resultados.

La sustancia inyectada en la vena desplaza la sangre y se adhiere a la pared interna de la vena lo que provoca una retracción de la variz, que acaba por eliminar las varices.

Un buen diagnostico por eco-doppler es fundamental para obtener buenos resultados. Éstos se ven a los pocos días y al cabo de un tiempo la vena queda reducida.

    • Es indoloro
    • Permite la actividad normal
    • Es ambulatoria

El tratamiento con microespuma ofrece unos resultados similares (e incluso mejores) que las técnicas convencionales y es, en nuestra opinión, el tratamiento más eficaz para las varices en las piernas.

¿Se pueden tratar todas las varices con esta técnica?

Sí, en el 95% de los casos. Eliminar varices del otro 5% de los casos requiere otro tipo de técnica (cirugía, microcirugía, láser endovascular, etc.) que también se realizan en nuestros centros. No es necesaria una operación de varices para eliminar éstas. El tratamiento con microespuma ofrece un porcentaje de éxito casi completo.